Siri Gobind Kaur

Su amor por Kundalini Yoga y la meditación comenzó hace 30 años a través del Bhakti Yoga, una cara del diamante que es Kundalini Yoga. “Solo sé practicar con amor, dándole un espacio a mi alma para que exprese su anhelo”.

Siri Gobind Kaur recuerda que durante toda su vida  ha buscado la unidad con su alma y la ha guiado el anhelo del amor que siente por el Infinito, “puedo experimentar que el Infinito me protege y me dirige”. Usa el Yoga para servirse a si misma y se usa a si misma para servir al Yoga.

Vibra con las palabras del Maestro de Kundalini Yoga ,Yogi Bhajan, cuando dice: “Kundalini Yoga es un reinado y mando real de virtudes y valores yóguicos. Guru Ramdas se sienta en ese trono”.

Su proyección en el camino del Yoga fue dejar que las cosas sucedieran, volverse quieta y observar la voluntad de Dios y el pulso creativo del Universo.

Siente en cada una de sus células que aprender y enseñar Kundalini Yoga es un milagro, un regalo del creador. Sólo debemos Servir, Distinguir y Ser.

Durante los últimos años de su vida vivió el yoga desde Sahej Yoga. “Estoy cómoda,  me amo en profundidad, he recuperado mi dignidad como persona y como mujer, estoy reconciliada conmigo misma, estoy reconciliada con la humanidad y amo  a todos los seres humanos”.

“Mi anhelo es aportar belleza  a mi alma, a mi vida, a mis entornos y al trocito del Planeta Tierra que me ha tocado vivir”.

En 1992 creó el proyecto Shunia Yoga y durante 25 años ha destinado su vida a ayudar a todas las personas que han venido a los centros Shunia Yoga. Con todo su amor a hecho crecer Kundalini Yoga en Barcelona y España y ha formado a más de 1000 Profesores de Kundalini Yoga.

En 2016 se retira para cuidarse a si misma y a su familia, deja a la familia yóguica un gran legado para seguir en sus vidas “ayudar a jóvenes emprendedores a ser excelentes, organizados y comprometidos en su papel profesores de Yoga y directores de su propio proyecto de vida”

Paz, Vida y Amor para todos.

Siri Gobind Kaur

Entrevista a Siri Gobind Kaur