Buddha Kriya para la mente positiva

Buddha Kriya para la mente positiva. Esta meditación la enseñó Yogui Bhajan  en 1971.

Abre el centro de corazón y los sentimientos del yo positivo. Es un gesto de la felicidad. El mudra de la mano se volvió un símbolo de bendición y prosperidad.

Screen Shot 2015-03-02 at 12.44.39

El Mudra: Siéntate con la columna recta. Dobla el dedo medio y el dedo meñique a las palmas de las manos. Dobla los pulgares para encerrarlos y mantenerlos en su lugar. Manten los primeros dos dedos rectos. Trae los brazos hasta que los codos están a tus lados, y las manos están al nivel de los hombros con los dos dedos apuntado hacia arriba y las palmas hacia adelante. Inclina los antebrazos y manos hacia adelante a un ángulo de 30 grados de vertical. Aprieta los hombros y codos hacia atrás pero con comodidad.

Dristi: Cierra los ojos y lleva la mirada al entrecejo – el área del tercer ojo – donde la nariz se une con la cara.

Respiración: Larga y profunda por la nariz.

Mantra: Mentalmente proyecta rítmicamente desde la frente hacia la infinidad los sonidos:

  • Sa Infinidad
  • Ta Vida
  • Na Muerte
  • Ma Renacimiento/transformación

Tiempo: 11 – 62 minutos

Al Terminar: Inhala profundamente y exhala 3 veces. Luego abre y cierra los puños algunas veces. Relájate.

Comentario: El mantra describe el ciclo de la vida. Esta kriya trae equilibrio total a la mente y psique. El mantra entero significa, «Medito en la verdad, la verdad de que yo soy.» Pruébalo durante 40 días. Durante lo cual come ligeramente y habla solamente la verdad desde el corazón.

Históricamente ésta es una kriya excepcional. Fue practicado por los dos, Buddha y Cristo. El gran brahmán que enseñó a Buda esta kriya lo encontró en una condición casi hambrienta e infeliz. Buddha no podía caminar después de su ayuno de 40 días debajo del árbol de higos. Empezaba a comer poco a poco. Ése gran brahmán le alimentó y le dio masajes. Cuando Buddha finalmente sonría otra vez, el brahmán le dio esta kriya para practicar.

Jesús también la aprendió en sus viajes. Fue una de las muchas que practicó. Si amas a un hombre tan grande como él, es importante practicar lo que él ha practicado para ganar su estado de conciencia. Seguramente has visto este gesto de las manos en cuadros y estatuas. Es un gesto y ejercicio de felicidad y abre el centro de corazón.

No tienes que preocuparte de aprender esta kriya para ser un Buddha o Jesús, solamente apréndelo para ser tú mismo. Sé un poco egoísta para tu conciencia superior. Consigue la maestría de la técnica y experimenta el estado de conciencia que te trae, luego compártelo creando belleza y paz alrededor tuyo.

Meditación para aliviar el estrés

“A veces buscas cosas, pero olvidas que a veces, las cosas te buscan a ti. Si tienes una mente meditativa, relajada, entonces entiendes que hay millones de cosas que te están buscando… Las cosas te están buscando pero nunca estás en casa… No encontrar lo que buscas, en el momento en que lo necesitas, crea frustración. En esa frustración nos enredamos con nuestras emociones, nuestros impulsos neuróticos y preocupaciones y pensamientos sinfín. Nos volvemos insensibles y adormecidos. Este adormecimiento crea cansancio… Tu mente se vuelve más fuerte que tú y cuando estás más débil que tu mente, cada pensamiento es un viento poderoso y aterrador que te vuela lejos de casa… Tienes vida, pero no puedes vivir. Vives, pero no puedes experimentar. Experimentas, pero no disfrutas. No confías en ti mismo y sin soltar la tensión, vives una vida muy adormecida.” Yogui Bhajan

Te proponemos esta meditación para aliviar el estrés, enseñada por Yogui Bhajan el 8 de agosto de 1994

Screen Shot 2015-02-16 at 17.07.40

Postura: Siéntate en una postura meditativa cómoda con la columna derecha, el mentón adentro, el pecho erguido.

Manos: Sobre las rodillas en Gyan Mudra (pulgar e índice se tocan).

Enfoque: cierra tus ojos y concéntrate en tu respiración.

Respiración: Inhala a través de la nariz en 8 partes iguales. Exhala a través de la nariz en una parte poderosa y profunda.

Tiempo: 11 minutos

Finalización: Inhala profundamente y suspende la respiración de 5 a 10 segundos. Exhala. Inhala profundamente y suspende la respiración de 15 a 20 segundos y rota tus hombros. Exhala poderosamente. Inhala profundamente y suspende la respiración de 15 a 20 segundos y rota los hombros tan rápido como puedas. Exhala y relaja.

Meditación para la autosanación

Meditación para la autosanación, enseñada por Yogui Bhajan, el 23 de Mayo del 2000 en Los Ángeles.

Screen Shot 2015-02-05 at 19.52.38

Siéntate derecho con las piernas cruzadas. Levanta el brazo derecho paralelo al suelo y dobla el codo para que la mano quede frente a tu corazón, con la palma mirando hacia abajo. Toma la parte posterior de tu cuello firmemente con la mano izquierda. Los ojos están cerrados. Canta desde el ombligo, “Ra Ma Da Sa”. Sánate a ti mismo. Continúa durante 11 minutos.

Para terminar, inhala profundamente, sostén la respiración y con tu mano empuja el cuello hacia delante, pero sin llegar a doblarlo. Mantente y resiste. Equilíbrate con la otra mano. Haz que tu cuerpo entero se ponga como el acero. Distribuye poderosamente la energía en cada órgano, en cada fibra de tu ser. Permite que cada molécula reciba la energía. Exhala. Repite dos veces más. Relaja.

«Ra Ma Da Sa» del álbum Grace de Snatam Kaur: