Primer Chakra: Muladhara

¡Sat Nam Yoguis!

Vamos a profundizar en los Chakras, serán siete entradas, una por semana con la información detallada de cada uno de nuestros centros energéticos… ¡Vamos allá!

Espero que disfrutes la información y si sientes que tienes información que aportar, por favor háznoslo saber en los comentarios!

¡Gran abrazo!

Blessed Be!

Nuestro primer chakra es MULADHARA, sería al que llamamos “chakra raíz”, este mueve nuestra energía física y domina nuestra voluntad de vivir. Está localizado en el perineo, entre el ano y los genitales.

Las personas con este chakra equilibrado, poseen una fuerte voluntad de vivir, sobretodo se mueven muy bien en esta realidad física porque es un chakra muy terrenal.

Cuando está abierto, ayuda a encauzar la energía hacia arriba a través de la médula espinal.

Cuando MULADHARA está bloqueado, la persona se siente “como ausente”, cansada, enfermiza, quizás algo deprimida. ¡La energía  no fluye hacia arriba!

Más datos:

MULADHARA, significa raíz, se relaciona con el número 4, su elemento es el aire, dicen que sus animales guía son el elefante, el buey y el toro.

Se asocia, en el cuerpo con el intestino delgado, pies y piernas, con el elemento Tierra.

Saturno es su cuerpo celeste, su color es el rojo intenso, brillante, sus piedras de sanación son el granate y el cuarzo ahumado, sus aromas para trabajar a través de aromaterapia son el jazmín y el sándalo y su música favorita si quieres hacerlo bailar son sin lugar a dudas los tambores…

Su mantra semilla es el LAM.

A nivel alimentario lo estimulan las proteínas y las raíces como el jengibre, las patatas o los boniatos.

ES EL CHAKRA FAVORITO DE LA MADRE TIERRA, A TRAVÉS DE ÉL NOS ENRRAIZAMOS CON GAYA.

Si quieres trabajarlo un poquito; además de las pistas que ya te he dado como poner sus aromas favoritos o ponerte a bailar frenéticamente con música de tambores, he encontrado la siguiente meditación:

Pon ahora toda tu atención sobre el hueso sacro, justo al final de tu columna vertebral, en donde se halla tu primer chakra.

Respira profundamente y te relajas.

Mantén los ojos cerrados. Conociendo ya en donde está situado tu primer chakra, visualízalo en ese mismo punto como un círculo de color rojo.

Coloca la palma de tu mano derecha sobre tu ingle izquierda.

Desde este mismo instante vas a visualizar el aire que respiras. El aire que respiras es de color rojo. Toda tu atención ahora está situada en ese aire rojo que entra por tus fosas nasales y que se va canalizando y descendiendo por tu interior a través de tu propia columna vertebral. Verás que este aire rojo baja hasta tu primer chakra.

El aire que estás respirando, va a tonificar todo tu sistema nervioso, especialmente en la zona en que has puesto tu total atención.

Con cada inspiración, almacenas todo lo positivo que conlleva el aire, que es la vida misma, y con cada expiración eliminas toda la negatividad y todas las impurezas que estén contaminando tu cuerpo y tu mente.

Contempla durante unos instantes ese inmenso campo que tienes delante de ti; está cuajado de amapolas de hojas tintadas de un rojo tan fuerte y llamativo como el color de tu chakra; al ver ese bello paisaje te sientes totalmente tranquilo y relajado; te inunda una gran paz.

Da ahora a tu cerebro las órdenes oportunas, porque es tu voluntad, para que los órganos que dependen del chakra con el que estás trabajando se relajen y cumplan perfectamente cada uno de ellos con su función:

El órgano de excreción; sexuales; plexo pélvico; matriz; próstata; manos y los talones de los pies.

Gracias al buen funcionamiento de este chakra, disminuyen sin ningún esfuerzo tu agresividad y tus miedos.

Da ahora un ligero masaje circular con la palma de la mano derecha siguiendo la dirección de las agujas del reloj, sobre la ingle izquierda mientras afirmas que tu mismo eres la expansión natural del pensamiento y de la alegría.

Ya me contareis…

¡¡BENDICIONES!!