Curso online & presencial de Numerología Tántrica Niveles I y II

Con Hari Dyal Kaur

El 3 y 4 de Octubre de 2020

Lo tántrico nos invita a ver lo divino en cada manifestación de nuestra vida diaria. Podemos simplemente verlo y experimentarlo, o podemos estimularlo trabajándolo más conscientemente, para que nuestra vida se ilumine y adquiera el significado que toda la potencialidad de nuestro nacimiento nos brinda.
Los números, como símbolo, nos desvelan lo oculto tras la ilusión de la Maya y nos abren al auto conocimiento y a la maestría de nosotros mismos.


Hari Dyal Kaur

“He aprendido numerología tántrica de María Lapuente. Sus libros me han inspirado y ayudado durante años a desarrollar esta técnica de forma autodidacta, aunque también reconozco influencias de Karam Kriya, astrología, geometría sagrada, tarot, arquetipos de la mitología, y otros sistemas de descodificación de símbolos. 

Creo que los símbolos en nuestra vida trazan un mandala virtual que cambia constantemente y el cual podemos, a través de nuestra actitud afinada, armonizar y sincronizar para alinearnos cada vez más con nuestro Ser. 

El Yoga cambió mi vida, respondiendo a muchas de mis grandes preguntas. Hace 20 años que practico. También me apasiona bailar; he practicado todo tipo de danzas. Sanadora de Sat Nam Rasayan y terapeuta floral. Me interesa lo sutil de la existencia, la comunicación directa entre las personas, compartir, amar. Shakti Dance ha llegado a mi vida como otra bendición, fusionando mis grandes amores, el Yoga y la danza, y permitiendo la expresión sutil de mi ser a través del movimiento armónico y la respiración.

Datos de interés:

Conferencia abierta y gratuita en formato online o presencial:

Fecha: Viernes 4 de septiembre 2020 de 17:30 a 18:30

Formato: Elige el formato y reserva tu plaza en info@shuniayoga.com

* Si eliges el formato online, el día anterior te enviaremos un enlace para poder conectarte vía Zoom.

Curso en formato online o presencial:

Fechas: Sábado 4 y domingo 5 de octubre 2020 de 10:00 a 18:00

Lugar: Shunia Yoga Sagrada Familia, C/Sicilia 236 Bis, 08013 Barcelona

Coste: 54€ por 1 día / 108€ por el din de semana

Formato: Si eliges el formato online, el día anterior te enviaremos un enlace para poder conectarte vía Zoom.

Reserva tu Plaza:

1.  Transfiere el importe de la reserva en La Caixa: ES73 2100 3085 23 2200446220 a nombre de Shunia Yoga, S.L. indicando nombre, apellido y Numerología Tántrica
2.  Envía el comprobante de transferencia a info@shuniayoga.com
.
Y… ¡Celebra aprender con nosotros!

EL YOGA Y LA NUMEROLOGÍA TÁNTRICA:

2020, UNA OPORTUNIDAD PARA CAMBIAR Y AUTOCERTIFICARSE

QUÉ HACER EN ESTOS TIEMPOS?

Tras los acontecimientos ocurridos en la sociedad desde el comienzo de este 2020, y los cambios introducidos a nivel global, quizás nos estemos preguntando en alguna ocasión cuánto tiempo va a durar esto, si las cosas van a volver a ser como antes, cómo afrontar los cambios, qué hacer, qué actitud tomar, qué va a pasar de aquí en adelante…

La numerología tántrica puede poner un poco de luz sobre algunos aspectos de estas cuestiones fundamentales.

Primero nos situaremos a nivel numerológico. Estamos en la era del nº 2 (2020), y en la década del nº 2 (2020). En este año estamos poniendo las bases desde el 0, el vacío, el campo de todas las posibilidades; en un sentido, a largo plazo (2020), creando nuevas bases que perdurarán durante como mínimo dos generaciones más; pero también generando las acciones cuyas consecuencias vamos a experimentar enseguida o en los próximos años (2020).

De 2021 a 2030 experimentaremos lo que sembremos ahora y en los inicios de esta década.

El yoga nos dice que sólo existe el momento presente y que éste es eterno, que contiene todas las posibilidades. La única manera de vivir conscientemente es vivir en el aquí y ahora y fluir en sincronía con el cosmos. Esta es la realidad.

La alternativa es vivir en la mente. Esto representa vivir en la fantasía, o atrapados en el pasado, (algo que ya no existe, pero que clasificamos idealizándolo si nos gustó, criminalizándolo si nos dolió o simplemente olvidándolo si fue inocuo. Si nos causó un trauma o mucha vergüenza, muchas veces lo encerramos en un cofre con muchas cerraduras porque no podemos ni recordarlo) o en el futuro, una ficción del consciente cuyo objetivo es no volver a sufrir lo experimentado con dolor en el pasado o inventar un escenario más tranquilo, amable o generoso que el actual. Ambas polaridades vienen del miedo o de la impotencia para aceptar el presente tal cual es, sin juzgarlo como bueno o malo, y de la que creencia en que uno es incapaz de crear su propia realidad.

Sólo viviendo el momento presente como la mejor opción que nos puede presentar el universo, a fin de avanzar, crecer y evolucionar como comunidad, podremos sincronizarnos con él para generar acciones más conscientes y amorosas para todos.

El claroscuro que nos ofrece la realidad con sus acontecimientos siempre es una oportunidad para poner a prueba todos los mecanismos que tenemos para generar esas acciones conscientes a las que llamamos dharma, la acción correcta, lo que es mejor para todos y que no produce karma. El refrán que dice que nacemos con un pan debajo del brazo es completamente adecuado para refrendar esta idea. Cada acontecimiento es una oportunidad para que pongamos en marcha nuestros recursos sacando el mejor provecho posible de la situaión. No hay nada que adquirir, todo el software está ya incorporado en nosotros.

Estamos dotados de una poderosa mente que debemos usar para lo que está diseñada. Según las escrituras yóguicas, nuestra mente tiene todos los elementos necesarios para que reconozcamos nuestra parte más divina, evolucionada, espiritual; aquella que está alineada con el propósito de nuestra alma; y ese es su verdadero objetivo. Siempre que no la usemos de esta manera vamos a interpretar la realidad de una forma distorsionada y la vamos a vivir como una fatalidad de la que no podemos escapar, como si fuera un castigo. Y nos decimos, ¿por qué a mí?.

El nº 2 en la numerología tántrica representa la primera función de la mente, proteger y ayudarnos a sobrevivir. Es la llamada mente negativa o mente preventiva; un mecanismo automático que rápidamente evalúa los peligros y dificultades ante una situación y nos avisa para que nos pongamos a salvo enseguida. Una vez avisados, se activará la mente positiva, asociada el nº 3, que nos ayuda a descubrir las soluciones a los problemas que la mente negativa ha detectado con anterioridad. Si seguimos observando, en pocos segundos aparecerá la mente neutral, asociada al nº 4, y que , una vez evaluados problemas y soluciones, nos permite adoptar las mejores acciones, no sólo para nosotros, sino para todos; la acción correcta, la única acción que nos va a dar paz. Esto es muy importante, porque va a resonar con lo que nuestro corazón, que está conectado a nuestra alma (nº1), siente.

Sólo los pensamientos, palabras y acciones alineados con nuestros sentimientos nos darán paz duradera. Estas tres mentes o funciones de la mente están hechas para funcionar en ese orden y de forma bastante rápida, pero debido a hábitos, traumas, o condicionamientos educacionales, ambientales o culturales, podemos quedarnos más en una función y anular otras.

Dicen que el miedo es libre. Sí, cuando nos estancamos en la mente negativa y no avanzamos, sólo somos capaces de ver en una situación los inconvenientes, los problemas, y a nosotros como víctimas del destino o la fatalidad. Entonces, toda la realidad se tiñe de un color especial, ya no podemos ser objetivos y mucho menos libres de decidir. Se instala el miedo, y si seguimos ahí aparecerán nerviosismo, ansiedad, depresión y sensación de que vamos a morir. Es una cadena conocida, y la mente, cuando ya la ha recorrido muchas veces viaja rápidamente por ella. En esta secuencia, no hay lugar para la mente positiva, y mucho menos para la neutral. Es una forma de realidad. Sí, una realidad subjetiva y parcial. Una sugestión de realidad. Aunque si tu mente tiene esa tendencia, va a encontrar muchas razones para justificar por qué las cosas son así y mantenerse en una visión pesimista que la mente defenderá que es realista.

Instalarse en la mente negativa supone vivir en constante carencia. Siempre va a faltar algo para poder estar bien, salud, dinero, tiempo, estabilidad, amor, trabajo, suerte, oportunidades, bienestar…, porque eso siempre lo tienen otros.

El objeto codiciado siempre se coloca fuera de ti, y el afortunado que lo consigue siempre es otro. Por más que lo persigas siempre se alejará, como el conejo que persigue la zanahoria que lleva atada con un palo a su frente. Por más que avance nunca la consigue.

Ahora bien, esos son aspectos de una de las polaridades del nº 2. La otra es la espiritualidad, la devoción, la conexión profunda con la fuente y el anhelo poderoso de volver a reunirse con ella. Esta gran fuerza espiritual hará que veas una gran oportunidad de avanzar ante cualquier acontecimiento que se te presente en la vida, te hará vencer cualquier obstáculo y salir reforzado y renacido. Te hará INVENCIBLE. No quiere decir que no veas los problemas o dificultades, los verás y pondrás el remedio necesario, pero te crecerás y afrontarás el desafío superándolo con creces y ayudando a otros a mantener esa visión y esa fuerza interna. Esta es la actitud que nos pide el nº 2.

Esta mente tirará de tu mente positiva, que es creativa por excelencia, y desarrollarás los mejores pensamientos, palabra y acciones para sacar el mejor partido a la situación. Esta mente otorga FE, ESPERANZA Y CARIDAD, tres grandes virtudes que primero debes aplicar a ti mismo y después a los demás.

Enseguida se conectará tu mente neutral y hará que esas acciones tomadas sean las mejores para todos y te den mucha paz.

Y eso te mantendrá en el flujo del pleno presente…, la mejor opción ante estos momentos difíciles que afrontamos como humanidad. Este año estamos sembrando las semillas. No olvides que lo que siembre es lo que recogerás; sencillamente no siembres miedo sino esperanza y confianza en el plan divino, cósmico.

El próximo año (2021), plantaremos bien los pies en la tierra y pisaremos fuerte para que las semillas estén bien enraizadas, mantendremos alta la autoestima y ganaremos confianza en nosotros mismos.

Al siguiente (2022), volveremos a ser sacudimos con nuevos retos, pero será una nueva oportunidad de avanzar como humanidad, y además, ya no nos pillará desprevenidos. El 22 es un número maestro, como el 11, aunque con una energía más suave.

Tendremos los pies en el suelo, el propósito de nuestra alma muy claro, y los mecanismos de prevención (mente negativa), acción (mente positiva) y regulación (mente neutral), bien entrenados. Una gran aparente dificultad tiene que acabar despertando en ti tu más alto potencial, de manera que un tiempo después de aparecer esta dificultad, estés haciendo fácilmente algo de lo que un poco de tiempo atrás te creías completamente incapaz. Estas dificultades representan momentos para dar grandes saltos a nivel personal. El 2, junto con el 8, es el GRAN MANIFESTADOR DE SUEÑOS. Así que no tengas sueños pequeños; flexiona bien las piernas, baja, y enraízate bien para que puedas dar un gran salto, que esté a la altura de tu más alto potencial.

A partir del 2023 vamos a crecer en creatividad, positividad y oportunidades. Aquí deberemos frenar la euforia, conservar la calma…, y después, ya iremos viendo.

Por supuesto, las herramientas que deben acompañarnos en este camino, y que nunca fallan son respiración consciente (haz de ella tu mejor amiga y tu medicina número 1, llévala a dónde algo no fluya, duela o esté atascado), meditación (todo puede verse desde una perspectiva más real cuando se pone bajo el foco de la observación atenta y callada), conexión con la naturaleza y cuidado de ella (somos parte de este ecosistema; cuidar de él y nutrirnos en él es parte de nuestro cuidado), ejercicio y autodisciplina (tomar una disciplina diaria para ejercitar el cuerpo es básico para mantener integrados cuerpo mente y espíritu; es base para la salud. No se lo debes a nadie, sino a ti mismo). Y cada día baila, ríe, pinta, dibuja, nada, escala montañas, pasea, comparte con otros, tómate el tiempo de disfrutar de lo que te gusta, no esperes a mañana. DESPRÉNDETE DE LO QUE YA NO TE SIRVE Y SIRVE A LO QUE ANHELA TU ALMA.

Vive desde tu más alto potencial, pero recuerda que esto no se produce sólo por tu voluntad (ego), ya que ésta no puede servirte si está separada de la voluntad de dios/universo, y que el resultado de tus acciones no te afectará sólo a ti sino a todos y a todo. Si gana uno, ganamos todos; si uno avanza, lo hacemos todos.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

Hari Dyal, en servicio y amor