CONECTANDO CON LA SABIDURIA DE CADA CICLO DE LA VIDA

Del 1 al 6 de mayo tiene lugar el módulo de nivel 2 de Kundalini Yoga: Ciclos y Estilo de vida.

Todos vivimos bajo el flujo y el reflujo del gran proceso de la vida, llamado el “biorritmo de la vida”. Nuestras individualidades son representadas en concierto o conflicto con ese flujo básico de la vida y los micro y macro ciclos que la componen. Cerca del 80% de lo que pasa en nuestras vidas es automático. En cada momento hay un potencial enigmático suficientemente potente como para decidirnos por la opción que hará la diferencia. Hay una forma de mantenernos alineados y despiertos en nuestra vitalidad, en nuestro propósito, de manera que podamos realizar nuestro destino.

Las transiciones son la historia de la vida y la única constante. Cambiamos continuamente y de muchas formas cada día, año y década que casi no nos reconocemos de una fase a la siguiente.

Pero tenemos la sensación de que hay algo en nuestro espíritu que perdura, incluso cuando nuestra forma, hábitos y estilos de vida cambian tan radicalmente que todo parece ser nada más que flujo y fugacidad.

A medida que crecemos en sabiduría aprendemos a afrontar y reconocer los finales y los comienzos con ecuanimidad como parte de nuestra transición continua.

Nuestra Vida entera es un Ciclo del Destino para expresar quienes somos como seres humanos. A través de la vida, los tres ciclos de conciencia, inteligencia y energía vital gobiernan nuestro desarrollo natural.

Por eso, necesitamos tener un sentido de la “Big Picture” de nuestra vida y los ciclos. Debemos entender y estar preparados para usar las transiciones circunstanciales y de desarrollo para nuestra plenitud y crecimiento consciente. Normalmente estamos tan absortos en el momento que no imaginamos como todo cambia, preparamos nuestro futuro en el presente.

El shabad de los ciclos vitales

Guru Nanak nos dio un shabad que explica los ciclos de la vida y los desafíos que enfrentamos en cada uno. A través de este shabad se recorre el significado y la interpretación para nuestros propios ciclos de vida. Este shabad deja claro que cada etapa de la vida tiene sus propias condiciones, tentaciones y tendencias a olvidar o exaltar nuestro yo. Mediante los hábitos que promueven la virtud, el calibre interior y la intuición que ve el flujo sutil de lo infinito en todo como gracia, alcanzamos una etapa de auto respeto, honor, gracia y paz.

“Gurú Nanak era una persona llena de la luz divina de Dios cuya mente estaba perfectamente clara, y podía decir la verdad. Esa es la función de un Gurú: disipar la oscuridad. ¿Y cuál es tu oscuridad? El miedo. Cuando actúas por miedo, tratas de llamar la atención a partir de cualquier locura que puedas crear. La búsqueda de atención proviene de tu oscuridad y locura. La creatividad y el amor provienen de tu sensibilidad. Una sensibilidad desarrollada en el carácter te da compromiso. El compromiso, a su vez, te da más sensibilidad de carácter. Están interrelacionados. Así es como funciona este planeta. No importa cuántos millones de soles salgan y lunas vengan, seguirá habiendo oscuridad sin el toque del Gurú”

.
Si lees o cantas este mantra en su forma musical, confronta e instruye a tu conciencia para que despierte a las transiciones de nuestra vida. Para que despierte la reflexión de que a pesar de que los tiempos cambian, a pesar de que cada año es distinto, el ser humano sigue palpitando y los ciclos vienen y se van. Tu esencia divina, tu inteligencia superior es la constante que te da la luz ante esos ciclos y te ayuda a afrontar cada momento con lucidez y sabiduría sobretodo para traerte la Paz al presente.

Traducción de Shabad de los ciclos

En la primera guardia de la noche, oh mi compañero, tu mente inocente tiene una comprensión infantil.
Bebes leche, y te acarician tan suavemente, oh mi compañero. La madre y el padre aman tanto a su hijo, pero en Maya, todos están atrapados en el apego emocional.
Por la buena fortuna de las buenas acciones realizadas en el pasado, has venido, y ahora realizas acciones para determinar tu futuro.
Sin el Nombre del Señor, no se obtiene la liberación, y te ahogas en el amor de la dualidad.
Dice Nanak, en la primera guardia de la noche, oh mortal, te salvarás recordando al Señor. ||1||

En la segunda guardia de la noche, oh mi compañero, estás embriagado con el vino de la juventud y la belleza.
Día y noche, estás absorto en el deseo sexual, oh mi compañero, y tu conciencia es ciega al Naam.
El Nombre del Señor no está dentro de tu corazón, pero toda clase de otros sabores te parecen dulces.
No tienes ninguna sabiduría, ni meditación, ni virtud o autodisciplina; en la falsedad, estás atrapado en el ciclo de nacimiento y muerte.
De nada sirven las peregrinaciones, los ayunos, la purificación y la autodisciplina, ni los rituales, las ceremonias religiosas o la adoración vacía.
O Nanak, la emancipación viene sólo por la adoración devocional amorosa; por la dualidad, la gente está absorta en la dualidad. ||2||

En la tercera guardia de la noche, oh mi compañero, los cisnes, los cabellos blancos, vienen y se posan sobre el estanque de la cabeza.
La juventud se agota, y la vejez triunfa, oh mi compañero; a medida que pasa el tiempo, tus días disminuyen.
En el último momento, te arrepientes -¡estás tan ciego!- cuando el Mensajero de la Muerte te agarra y te lleva.
Guardaste todas las cosas para ti, pero en un instante, todas se han perdido.
Tu intelecto te abandonó, tu sabiduría se fue, y ahora te arrepientes de las malas acciones que cometiste.

Dice Nanak, Oh mortal, en la tercera guardia de la noche, deja que tu conciencia se centre amorosamente en Dios. ||3||

En la cuarta guardia de la noche, oh mi compañero, tu cuerpo envejece y se debilita.
Tus ojos se vuelven ciegos y no pueden ver, oh amigo, y tus oídos no escuchan ninguna palabra.
Tus ojos se vuelven ciegos, y tu lengua es incapaz de saborear; sólo vives con la ayuda de otros.
Sin virtud en tu interior, ¿cómo puedes encontrar la paz? El manmukh* obstinado va y viene en la reencarnación.
Cuando la cosecha de la vida ha madurado, se dobla, se rompe y perece; ¿por qué enorgullecerse de lo que va y viene?

Dice Nanak, Oh mortal, en la cuarta guardia de la noche, el Gurmukh* reconoce la Palabra del Shabad. ||4||

Tu aliento llega a su fin, oh mi compañero, y tus hombros están agobiados por el tirano de la vejez.
Ni una pizca de virtud entró en ti, oh mi amigo; atado y amordazado por el mal, eres conducido.
Aquel que parte con virtud y autodisciplina no es golpeado, y no es consignado al ciclo de nacimiento y muerte.
El Mensajero de la Muerte y su trampa no pueden tocarlo; a través de la devoción amorosa, cruza el océano del miedo.

Él parte con honor, y se funde en la paz intuitiva y el aplomo; todos sus dolores se van.
Dice Nanak, cuando el mortal se convierte en Gurmukh, es salvado y honrado por el Verdadero Señor.

*manmukh: Man significa “la propia mente o los propios deseos” y Mukh significa literalmente “rostro”, por lo que la palabra completa transmite el mensaje “Aquel que sigue el camino que su mente lleva o va”; “uno que sigue sus deseos”; “uno que hace lo que dicta su mente”. El Manmukh está apegado a los deseos mundanos, la riqueza material, los encantos mundanos y los placeres sensuales. Sus deseos y necesidades son ilimitados.

*Gurmukh: Lo opuesto a Manmukh es Gurmukh, que significa una persona que sigue la enseñanza y el código de vida narrados por el gurú. Entendiendo Gurú como un camino guiado por su luz y su divinidad, una vida de servicio y amor.

Este módulo de transformación profunda te ofrece una comprensión insondable sobre los ciclos y estilos de vida a través del Kundalini Yoga y te brindará un compendio de herramientas yóguicas para que experimentes en ti mismo las ideas teóricas.

Aquí más información

Más información en: info@shuniayoga.com

Sat Nam